Translate

sábado, 6 de abril de 2013

Un pensamiento: La venta como herramienta de inclusión social.

Cuando comencé este hermoso camino del servicio no sabía nada de ventas.

¡Como todos, creo! En la universidad hay muchas carreras relacionadas con la actividad comercial como Marketing o comercialización. Pero seamos sinceros: Ninguna universidad te enseña a vender. Pueden darte algunos recursos teóricos pero al final de cuentas vender, la verdadera venta, es un proceso muy personal que se va perfeccionando con la practica.

¿A que viene esto?

No solo en Argentina donde habito sino a nivel global la exclusión social es una realidad muy marcada. Las empresas se están tecnificando en detrimento de la mano de obra. La tecnología reemplaza al trabajador y esto agrava el asunto ¿no les parece?

Claro que esto no significa que no hay trabajo. Significa que la demanda ha virado significativamente de mano de obra a oferentes de productos y servicios. Y por ende la calificación ha cambiado. Un operario calificado y perfectamente capacitado para manejar, por ejemplo, un torno tal vez quede obsoleto ante su incapacidad para realizar una venta exitosa o atender las demandas de los clientes o para ocuparse de la fidelización de los mismos. Más todavía en épocas de crisis donde el trabajo se complica significativamente.

Además tenemos a los excluidos que han nacido excluidos. Hijos y nietos de excluidos a quienes pareciera que les han robado las oportunidades antes de que nacieran. Condenándolos a seguir los pasos de sus padres por la simple razón de no conocer otros rumbos y muchos de ellos, porque no, cayendo en la delincuencia. 

Pero estos marginales no son olvidados. Claro que no. Muchos gobiernos los mantienen vigentes para mostrarlos a la hora de acumular votos. Dándoles el pescado en lugar de enseñarles a pescar. Delegando grandes sumas de dinero en "ayuda social" ilimitada que solo genera dependencia cuando podrían destinar la misma suma en inculcar conocimientos. En otorgarles herramientas que les devuelvan la dignidad (o se las den, si es que aún no la conocen).

Una señora me comentó hoy en alusión a lo sucedido en La Plata, mientras miraba por la televisión a gente en situación de exclusión que perdió lo poco que tenía producto de las inundaciones recientes, "No son como uno, están acostumbrados a pedir". ¿Como esperas que esa persona que siente tu desprecio, ese ser al que le estás quitando la dignidad, quiera ser como vos? Seguramente, para ellos, representes todo lo malo. Todo lo que jamás desearían ser. Aunque en realidad no lo merezcas.

A raíz de esto pensaba: ¿Es posible desarrollar un proyecto de inclusión a través de la actividad comercial? ¿Es posible inculcar en esos jóvenes que no encuentran un rumbo una actitud proactiva y la motivación necesaria para cambiar su realidad? 

No pretendo convertirlos en ingenieros en Ventas. Después de todo para vender, por ejemplo, tarjetas de crédito no piden experiencia piden "proactividad y ganas de aprender". No pretendo vendedores consultivos ni asesores de ventas ¡Pero porqué no! Dependerá de cada uno hasta donde quiera llegar y lo que esté dispuesto a dejar en el camino pero ¿Porqué no ayudarle a descubrir, a quien no las ha descubierto, las herramientas con las que han nacido?

En la era de los servicios ¿porque no capacitar para servir? Basta con abrir un periódico para ver que, aún en crisis, la demanda de vendedores continúa vigente. 

Todo producto o servicio debe ser vendido.

Esta profesión, tal vez por los niveles donde yo quise llevarla, me ha dado mucho (también mucho me ha pedido, lo reconozco) y aprenderla me ha obligado a desarrollar muchas herramientas que favorecen la inclusión social, principalmente las capacidades comunicativas y analíticas ¿No es precisamente de esto de lo que hablamos?

Todos hablan de la falta de recursos para destinar a "tal zona" donde los indices de pobreza son altos ¿Porque no dar herramientas? ¿Acaso todos los recursos son monetarios? ¿Acaso somos una tierra sin ideas?

Es solo un pensamiento. Y creo que lo exteriorizo con animo de consulta ¿Lo que planteo es una necedad?  

Un pensamiento que tal vez mañana sea un proyecto, quien sabe. 
Y allí volveré a consultarles. Tal vez ustedes sepan que puerta debo golpear.

Pero hoy es solo un pensamiento.

Éxitos y gracias.

Martín León.-
@FdeVendedores



video






3 comentarios:

  1. Hola:
    Me considero un vendedor, emprendedor serial y con ganas de hacer algo por los demás.
    Me gusta la idea.
    Si me necesitas, acá me tenes.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. ¡A vos por la participación! Te propongo seguir el blog para estar al tanto. Por otro lado te pido envíes un mail a info@fabricadvendedores.com.ar para que podamos tener tu contacto. Así podremos, nosotros también, mantenerte al tanto.

    Éxitos en lo que emprendas.
    Estamos en contacto.

    Martín.-

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar